Aceite de motor completamente sintético diseñado para ser utilizado en vehículos a gasolina y diesel, equipados con turbocompresores o no, equipados con filtros de partículas o no (DPF, FAP) y que tienen otros sistemas de limpieza de emisiones de escape. El conjunto de aditivos contemporáneo garantiza la máxima protección contra el desgaste y la extraordinaria limpieza de las piezas separadas del motor en condiciones de funcionamiento duro.